Cuando era chica rezaba un montón – Ju Donzelli

$ 1.600,00

Generación fitness

Soy generación fitness
corro en una cinta a 9km por hora
durante veinte minutos
y no creo en dios pero firmemente creo
que correr en una cinta me va a librar de cruentos males
de un verano malgastado encerrada en mi casa
porque no soy fui o seré
lo suficientemente sexy y aeróbica
para caber en este mundo de noventa por ciento lycra
y diez por ciento algodón.
Si no troto durante veinte minutos
a nueve kilómetros por hora en una cinta
ay
cruentos males me esperan

soy generación fitness
pero también soy millenial
en el gimnasio suelto el celular
mi mayor logro:
dos horas sin chequear mi instagram
¡dame una galleta! ¡necesito recompensa!
NO
pará
no me des
tiene carbohidratos
mejor dame un like

entonces pienso en el gimnasio pienso
es una costumbre extraña pensar en el gimnasio
miro las máquinas alineadas
chicos en remeras nike just do it
y chicas afiambradas en tela elastizada
trotando a nueve o doce kilómetros por hora
en una cinta alineados frente a la ventana
del gimnasio ese gimnasio que da
a Illia al cien

es una pequeña fábrica de cuerpos fitness:
el tono el movimiento la velocidad la ropa
just do it nena
just piensa
piensa piensa

el gimnasio es una granja humana
en lugar de engordarnos
nos ejercitan
luego alguien nos come
estoy segura
porque para qué querés tanta carne magra junta
si no te la vas a comer después
sino la vas a poner a la parrilla
cocerla a punto y morfártela un domingo al mediodía

just do it
poné a tu entrenador a la parrilla
mirá esas nalgas sexys
pura proteína de alto valor biológico
ay sí, comé a tu entrenador con ensalada de papa y huevo

voy entre los aparatos
me siento un pequeño híbrido defectuoso
entre las chicas de cincuenta kilos
y los hombres de noventa
y pienso si en realidad
mi autoestima no necesita cinco kilos menos
si mi autoestima necesita, por ejemplo
una fantasía pornosoft
una fantasía a la altura de la bisexualidad mainstream
y la belleza hegemónica
que la pareja sexy del gimnasio
la petisa del traste epicúreo
y el morocho carilindo
que nunca en su vida hizo piernas
me pidan hacer un trío

claro que eso nunca pasaría
claro que de pasar no lo haría
y si pasara y si lo hiciera
el mundo seguiría siendo
una especie de pasillo interminable entre dos limbos
mi autoestima seguiría siendo de promedio a pésima
al lunes siguiente seguiría trotando veinte minutos
a nueve quizá a once kilómetros por hora
qué calvario

just do it boy
just do piernas
que nada tiene sentido
do piernas ¡hacé piernas!
a tu novia le va a gustar
poder agarrarte del traste
o ponerlo a la parrilla
te lo prometo
es la única certeza
just do it
just corré corré
en la cinta
no vas a llegar a ninguna parte
pero quién sí

después de todo
estamos todxs aquí corriendo
a velocidad constante
nunca tan pero tan literalmente
hacia ningún lado

Hay existencias

Categorías: , Etiqueta: